Páginas

Muerto hasta el anochecer - Charline Harris

jueves, 24 de octubre de 2013

''Muerto hasta el anochecer'' es la primera novela de la saga de Sookie Stackhouse, en la que se basa la serie de televisión, True Blood.

No puedo decir que Sookie sea de mis protagonistas femeninas favoritas, lo cierto es que me parece un poco estúpida y se considera a si misma un bellezón (cosa realmente molesta).

Tampoco me hace demasiada gracia el hecho de que todos los personajes masculinos y guapos de la saga sientan un impulso irrefrenable por acostarse con ella y siempre se terminen enamorando.

Pero es una novela de vampiros original (siempre teniendo en cuenta de que el tema vampiros se ha utilizado muchísimo y hacer algo original es realmente difícil). La novedad radica en el hecho de que los vampiros han decidido revelar su existencia e intentar integrarse con los humanos.
Los japoneses (¡eternos pioneros!) han descubierto una sangre sintética que permite a los vampiros vivir sin necesidad de alimentarse de nadie vivo.
Por ello tenemos a la comunidad vampírica reclamando integración y tenemos a Sookie, una camarera telépata (si existen los vampiros, ¿Porqué no iban a existir los telépatas?) que es tratada como loca o retrasada por sus vecinos.
El don de Sookie la obliga a tener que concentrarse constantemente en construir unas barreras para evitar leer la mente de los demás y le impide tener relaciones amorosas normales.

Por eso, su vida cambia de forma radical con la llegada de Bill Compton, un misterioso vampiro cuya mente no puede leer.

Ambos comienzan un tórrido romance mientras la comunidad de Bon Temps sufre una serie de asesinatos contra algunas chicas, todas ellas relacionadas con vampiros.

Jason, el hermano de Sookie, es declarado sospechoso de haber cometido esos crímenes. Además, la propia Sookie se encuentra en el punto de mira del asesino por su relación con Bill.

La novela está plagada de muertes y la reacción de Sookie ante el dolor es muy realista, el lector consigue sentirse identificado con ella con mucha facilidad.

No puedo decir si el final me parece sorprendente puesto que al haber visto la serie de televisión previamente ya sabía quien era el asesino. Pero si que me ha parecido entretenida a pesar de conocer el argumento completo y saber lo que sucedería de antemano.

Hay que decir que hay ciertas diferencias entre el libro y la serie. Aunque algo invariable es el hecho de que Eric Northman sigue siendo mi preferido entre todos los personajes.