Páginas

Más muerto que nunca - Charline Harris

lunes, 3 de febrero de 2014

Estamos ante la quinta entrega de las aventuras de la popular camarera de Bon Temps, Sookie Stackhouse.

En esta ocasión tiene que enfrentarse a un francotirador que se dedica a disparar a los cambiantes del pueblo y de nuevo tenemos a Jason cómo sospechoso.

Sookie tiene que descubrir quien es el autor de los disparos antes de que llegue la siguiente luna llena pues teme que los hombres pantera intenten matar a Jason por venganza.

Y por si eso no fuera suficiente, Alcide le pide a Sookie que acuda con él al acontecimiento más importante de la manada, la elección de un nuevo líder. El propio padre de Alcide compite para llegar a ser el elegido.

Todo dentro de la vida amorosa de Sookie, que comienza a verse incapaz de gestionar su larga lista de pretendientes sobrenaturales.

Al igual que todos los demás libros de la saga su lectura es amena y rápida.
La acción es constante, no encuentras ratos de reposo. Y cómo viene siendo costumbre se palpa tensión sexual durante todo el libro.

La ausencia de Eric se nota, mucho. Sigue siendo (desde mi punto de vista) el mejor personaje de la serie, aunque es de agradecer que ya no sea la mascota sexual desmemoriada y un tanto estúpida de Sookie.

El episodio de los lobos y la elección del líder me ha parecido bastante horrible y desagradable. Ha sido la parte que mas me ha costado leer, además de tener un trágico final.

Claudine, la maravillosa hada madrina de Sookie, cada vez me gusta más. Me resulta un personaje encantador que no tiene nada que ver con la que aparece en la serie.

Me ha gustado que Jason sea un nuevo pantera (aunque al tratarse de un cambiante convertido por un mordisco sea un poco deforme) y me gusta la evolución de ese personaje. Poco a poco va dejando de ser tan capullo, por los golpes que la vida le ha ido dando.

Aparece también un nuevo personaje, Quinn, el hombre tigre. Seguro que en la próxima novela es el nuevo pretendiente de la exitosa Sookie, aunque no me gusta nada, es calvo y con mucho músculo.

Y de Bill mejor ni hablar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podéis decirme que opináis. Tengo dos normas sobre los comentarios: SIEMPRE contesto y SIEMPRE los devuelvo.